martes, 23 de diciembre de 2008

CARABINEROS…….¿DEFENSA O INTERIOR?.

Quizás las visiones extremas respecto a las distintas situaciones de la vida nacional no sean las más adecuadas, sobre todo cuando se trata del destino de una gran organización. Pese a lo anterior, el episodio ocurrido respecto a la desatinada actuación del senador Girardi deja en el tapete una razonable duda relativa a la real independencia operativa de Carabineros de Chile.

La comedia de equivocaciones que la ciudadanía ha visto no resiste análisis y más bien se presta para que muchos pensemos que lo resuelto inicialmente, tanto por la Subsecretaria Javiera Blanco como por el alto mando de Carabineros, respondió más a una presión política que a un legítimo reclamo por un supuesto maltrato.

Las explicaciones con tufillo a mentiras todavía están dando vueltas en el aire y la credibilidad de la subsecretaria se ha visto disminuida, ya que la opinión pública ha observado pasmada como un político abusó de su poder y llegada con el Gobierno con un afán de venganza, contra dos Carabineros de baja graduación, que inicialmente fueron lanzados al ruedo con la finalidad de que el público asistente gozará con la sangre de las víctimas.

Por todo lo anterior no es extremo pensar y analizar seriamente cuan conveniente es en este momento y con la actual mentalidad de quienes forman parte del poder político, que Carabineros sea traspasado a un ministerio eminentemente político y muy allegado a la función de propaganda del gobierno de turno.

Todo lo que acabamos de ver en el episodio Girardi-Carabineros, no es nuevo y sucede desde siempre, y antes que ocurriera con Carabineros de Chile, pasaba con el Cuerpo de Carabineros, con las policías fiscales, las municipales etc., por lo que estos excesos están en el ADN de nuestra Clase política y en general, en quienes poseen poder económico, social, militar, etc.

Existen muchos opinólogos y comentaristas de la realidad nacional que han expresado en forma permanente, informaciones provenientes de la misma policía uniformada, obviamente a través de integrantes que en forma reservada traspasan sus experiencias, y en la mayoría de ellas se repite un factor común y es que la mano política se ha sobrepuesto a la operativa y legal en muchas ocasiones, y no me refiero a dejar sin efecto un parte y permitirle la entrada a un evento al amigo o conocido de alguien, aquí nos estamos refiriendo a situaciones de mayor gravedad, como el combate al narcotráfico, el control de desmanes públicos, la represión a ala delincuencia, etc, etc.

No hay que olvidar que antes del Gobierno Militar y quizás después de él también, las opiniones y comentarios de gobernadores, alcaldes, regidores, intendentes, etc, en referencia a tal o cual oficial, llegaban a tener nefastas consecuencias en sus carreras o en sus hojas de vida, sin importar que ese funcionario haya sido un buen Carabinero, hecho que lo queramos o no condicionaba y quizás condiciona aún la actuación de dichos Oficiales y por ende, de las unidades a su mando.

En consecuencia, mientras ese tipo de vicios no se terminen y el alto mando de Carabineros no sea tan permeable o vulnerable a la acción política, no se va a lograr el beneficio que se busca al traspasar la dependencia de Carabineros a un ministerio político como el del Interior, y por el contrario, es muy posible que la opinión pública y la ciudadanía seamos testigos como un cuerpo policial profesional, vuelva a tener un carácter político y pro gobierno de turno, en desmedro de su real función, que es proteger a todos los Chilenos por igual.

martes, 2 de diciembre de 2008

CIENFUEGOS Y SU REAL CORAZONCITO

Para muchos no fue sorpresa ver en la proclamación de Eduardo Frei al ex General Director de Carabineros, el ahora DC Alberto Cienfuegos.

¿Que tiene de particular esta situación, podría alguien argumentar, si otros ex Comandantes en Jefe militan en partidos de la actual oposición, incluso algunos han ejercido como parlamentarios por esa coalición?.

La respuesta es muy fácil, y es que el General Cienfuegos fue bendecido por la cúpula de la DC estando en servicio activo, situación que le granjeó buenas destinaciones lo que a la larga lo llevó como en un tobogán hacia el puesto de General Director de Carabineros.

No olvidemos que su nombramiento ha sido el más polémico desde el retorno a la Democracia, con un presidente Lagos faltándole el respeto a toda una institución, al aparecer con Cienfuegos, sin su antecesor, en una suerte de nombramiento de un capo de la mafia.

El nombramiento de Cienfuegos, dejo sin posibilidades al entonces subdirector, general Azís Saleh, y al director de Orden y Seguridad, general Jaime Rieutord, este último considerado un excelente líder y un Oficial muy allegado a la tropa; sin embargo nada de ello se consideró, puesto que a la hora de la decisión, primó el nombre del ex edecán de Aylwin, el General Cienfuegos.

En círculos policiales es ampliamente conocido el hecho que Cienfuegos luego de ascender a General, fue considerado en varias juntas Calificadoras para su alejamiento de la Institución, hecho que el Gobierno rechazó, demostrando una abierta y descarada manipulación del proceso de nombramiento de la más alta autoridad de una de las instituciones policiales.

Otro hecho que delata el carácter de Judas de Cienfuegos, fue que aprovechó el traspié de Ugarte con el caso de Alto Hospicio, para ponerse en la lata con el Gobierno de la época, contactándose con las autoridades de Defensa a espaldas de su General Director.

Las críticas al interior de la institución son abrumadoras; para muchos fue injusto el hecho de que por nombrar a Cienfuegos, hayan tenido que salir varios Generales más antiguos que el, y con mayor experiencia policial.

Sin duda alguna lo más cuestionable, es la falta de prolijidad y pundonor demostrado por Cienfuegos, al desplegar su completo abanico de influencias en la DC con el objeto de llegar a lo más alto en Carabineros, situación que se hizo patente en el hecho que Lagos apareció sólo con Cienfuegos al momento de anunciar al país la nueva designación de General Director, algo que rompió la tradición de los otros presidentes de la Concertación, incluso la misma que Lagos empleó en el nombramiento de Comandantes en Jefe de las ramas de las Fuerzas Armadas.

Ahora hemos asistido al destape público del militante DC Alberto Cienfuegos, porque en privado es ampliamente conocido, especialmente en Carabineros, quien zalameramente dice estar dispuesto a asumir cualquier desafió en el futuro gobierno de su padre putativo, Eduardo Frei.

Es este mismo General rastrero quien al momento de su salida de Carabineros manifestó públicamente que ahora (en ese momento) merecía un justo descanso...poco le duró parece.