martes, 23 de junio de 2009

POLICÍAS EN EL GOBIERNO MILITAR

Las noticias de las últimas semanas en relación a los escándalos en la Policía de Investigaciones, han producido una serie de consecuencias para esa institución y lograron desatar las más variadas reacciones de parte de la opinión pública y muy especialmente de la prensa.

Como ha sido la tónica durante los años de Concertación, han salido a levantar sus voces decenas de periodistas y comentaristas “progresistas”, que como ha sido su costumbre, enaltecen hasta grados máximos el desarrollo de las policías en Democracia, especialmente en el caso de la PDI.

En contraposición a lo anterior, no han escatimado comentarios respecto a ambos cuerpos policiales durante el Gobierno Militar; lo más suave que se ha escuchado de parte de estos progresistas es que todos los que formaron parte de Carabineros e Investigaciones durante ese período de nuestra historia, conformaban una horda de bárbaros, asesinos, ladrones, desadaptados y cuanto apelativo se les han ocurrido.

Esta majadería progresista izquierdizante, es irritante, injusta y vejatoria. Tengo parientes cercanos y muchos conocidos en ambas policías, todos los cuales desempeñaron sus labores durante ese período de nuestra historia con esfuerzo, dedicación y sacrificio y en ningún caso fueron los energúmenos que estos paladines de la prensa tan livianamente han calificado.

Estos personajes que nos espetan todos los días que no se debe repetir la división que tuvo Chile con el SI y el NO, borran con el codo lo que tan pomposamente predican desde el púlpito de sus radios, diarios o canales de televisión.

Como decía mi padre, los Chilenos siempre hemos creído en el mal de los ratones, es decir, si un ratón es malo, infeccioso o dañino, automáticamente todos los son; esto mismo sucede con miles de Carabineros y Detectives, activos y en situación de retiro, que sienten que estos justicieros mediáticos se limpian la boca gratuitamente con todos ellos.

No hay comentarios: