viernes, 7 de diciembre de 2007

Negación

Una de las acepciones que tiene la palabra negar es dejar de reconocer algo o no admitir su existencia. Estas ideas se me vienen a la mente al leer las declaraciones del Gobernador de Malleco, Rubén Quilapi, al referirse al ataque realizado a un fundo perteneciente a una empresa Forestal. La prensa, al describir el accionar de los autores del delito, lo denomina como paramilitar, algo que Quilapi rápidamente descarta. Al respecto quisiera mencionar que el carácter de paramilitar no lo da el hecho de llegar a un lugar desfilando a los sones de una banda militar o estar correctamente uniformados; lo que determina su denominación de paramilitar es el modo de accionar, la aparente planificación del ataque, el estudio de las vías de escape y los medios motorizados que la facilitaran , la coordinación en la ejecución, etc. Lo más grave que se puede concluir de esto, es que es muy probable que haya existido un entrenamiento previo, lo que sumado al uso de vestimentas mimetizadas y de armamento lleva a pensar que existió una detallada organización para cometer este tipo de actos. En todo caso no es de extrañar esta política de negación de parte de las autoridades de la concertación, algo a lo que estamos acostumbrados los Chilenos y ante lo cual incluso hemos pedido la capacidad del asombro.