viernes, 23 de mayo de 2008

PARAGUAS Y ENTREGA DE LIBROS

Quisiera compartir con Uds. una carta aparecida en el espacio “Cartas al Director” del “El Mercurio”, que me llamó enormemente la atención por su agudeza, simpleza e impecable lógica.

Cartas Viernes 23 de Mayo de 2008 Lección de la venta de paraguas
Señor Director:

A los primeros goterones, se verifica uno de los más sorprendentes milagros modernos: la instantánea venta de paraguas a la salida del Metro, lo que contrasta con el Ministerio de Educación, que a fines de mayo aún no logra completar la distribución de los textos de estudio.

Lo que parece un milagro es sólo una impecable organización de los agentes movidos por el mercado. En algún lugar de China, materias primas que a su vez ya fueron elaboradas, son transformadas en paraguas, los que deben ser embalados, transportados a través de puentes y carreteras a algún megapuerto como Hong - Kong, para cruzar el Pacífico en enormes barcos portacontenedores, desembarcados en el puerto de Valparaíso o San Antonio, desaduanados, transportados nuevamente por carreteras y almacenados oportunamente para ser distribuidos y comercializados tan pronto comienza a llover, a sólo mil pesos la unidad.

Sería una estupidez encargar al Ministerio de Educación la distribución de paraguas los días de lluvia; sin embargo, sería muy sensato entregar a agentes privados la distribución de los textos de estudio.

FRANCISCO GHISOLFO OLMEDO
Ingeniero Civil, MBA