miércoles, 24 de septiembre de 2008

KENNEDY Y BACHELET


En su reciente viaje a USA, Bachelet impuso la condecoración “Orden al Mérito en el grado de Gran Cruz”, al autor de la Enmienda Kennedy, el senador estadounidense Ted Kennedy. Mucha gente en Chile aplaude a rabiar esta medida adoptada por Bachelet, encontrando que este senador Norteamericano hizo mucho por nuestro país durante el Gobierno Militar.

La historia de Kennedy con Chile esta llena de mitos y fantasías; la famosa enmienda busco evitar que USA vendiera armamento y pertrechos a Chile a partir del años 1974. Es bueno recordar que por esos años, nuestro país vivió los años de mayor tensión durante el siglo XX tanto con Perú como con Argentina.

Con Perú la crisis se vivió entre los años 1975 y 1976; en esos momentos el país del norte se encintraba en una carrera armamentista, que lo posicionaba muy por encima de Chile. Es sabido que tanto las fuerzas blindadas como la aviación Peruana contaban en esa época con material de primera línea, además de mantener en servicio activo a muchos miles de ciudadanos.

Argentina, contaba con equipamiento muy moderno en todas las ramas de las FF.AA.; la fuerza Aérea Argentina tenía la capacidad de atacar Chile a una altura de vuelo que hacía imposible que los aviones con que contaba Chile pudieran interceptarlos.

La Armada Argentina, además de contar con un portaviones, tenía material de vuelo bastante moderno, como por ejemplo los Super Etendart, famosos por hundir varios buques Ingleses durante la Guerra de las Malvinas. El Ejército Argentino mantenía en sus cargos tanques de fabricación propia, pero con Chasis de tanques Franceses (AMX), además de otros modelos que en cuanto a número superaban a los Chilenos.

Chile por su parte, contaba con material de los más variados tipos, destacando muchos de ellos por su antigüedad. La situación anterior se vio tremendamente agravada gracias a las enmienda del Sr. Kennedy. Por ejemplo varias Unidades del Ejército de Chile fueron movilizadas a la frontera llevando su personal fusiles Mauser, del año 1900 aproximadamente, fusil de tiro a tiro con una capacidad de llevar en su interior no más de 5 municiones.

Ante la falta de países que nos vendieran armamento, Chile debió comprar equipo a países que nos vendieron material a muy alto precio y de una calidad deficiente; por ejemplo muchas unidades de Infantería Chilena llevaban ametralladoras HK, en su versión Brasileña (Alemania no nos vendía la original). Esta ametralladora se trababa permanentemente y para soltar sus mecanismos, se debía patear le palanca de preparar hasta que el sistema se soltara.

Para movilizar a las fuerzas de apoyo a los blindados e Infantería, se tuvo que comprar unos carros llamados URUTU, Brasileños, de tan mala calidad que por el torque del motor era común que se rompieran los ejes de dichos carros. Esa era la realidad al momento en que Chile debió prepararse para la que pudo haber sido una de las conflagraciones más grandes en la vida de nuestra nación.

El paupérrimo estado de las FF.AA. Chilenas, venía decayendo ostensiblemente desde la época de Frei Montalva agravado aún más durante el Gobierno de la Unidad Popular. Todo se agravó, ya que no había transcurrido un año de gobierno Militar y Chile era objeto de un bloqueo internacional, avalado por el Sr. Kennedy e impulsado por muchos “Grandes Chilenos”, que en esa época se encontraban exiliados o simplemente arrancaron al extranjero.

En conversaciones que he sostenido con ex oficiales del Ejército, me manifiestan que pese a no existir antecedentes escritos respecto a los cálculos de bajas y pérdidas, se estimaba que el conflicto que estuvimos a punto de sostener con Argentina, iba a ser tremendamente sangriento y las bajas Chilenas iban a ser catastróficas; la cantidad de muertes no estaba relacionada con la capacidad y entrega de quienes integraban las filas de las FF.AA, sino por la abismante diferencia en el potencial bélico y en las diferencias en las cantidades de pertrechos y municiones.

Bueno, un punto importante de mencionar es que muchos de los que hoy exaltan la figura de Kennedy, de haberse producido el conflicto, podrían haber fallecido o podrían haber perdido a esposos, hijos, hermanos o parientes a raíz de los combates que se habrían librado en cielo, mar y tierra.

Ese es el señor Kennedy, alguien que buscó figuración internacional, sin importarle el daño que pudimos haber sufrido como nación, situación que habría sido irreparable, ya que los muertos después del conflicto no habían vuelto a la vida.

Felicitaciones Bachelet, le estragaste una medalla de honor a uno de los potenciales responsables de miles de muertes de Chilenos que habrían ido a la guerra con armamento viejo y deficiente.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

TODA TU INTERPRETACIÓN ESTA HERRADA SIMPLEMENTE PORQUE NO TE SITÚAS EN EL CONTEXTO DE LOS HECHOS QUE OCURRIERON EN EL PASADO. LA HAGO CORTA...IMAGÍNATE QUE LOS TERRORISTAS DE LA DICTADURA FUERON CAPACES DE ESTALLAR UN COCHE BOMBA EN LA MISMÍSIMA TIERRA ESTADOUNIDENSE...SABES LO QUE SIGNIFICARÍA ESO HOY???....BUENO POR ALGO APARECIÓ LA EMNIENDA KENNEDY....PORQUE SE EMPEZARONA DAR CUENTA QUE EN CHILE LAS COSAS SI QUE ESTABAN TURBIAS....Y LA GUERRA EN RELAIDAD ES PROVOCADA POR PELOTUDOS QUE PIENSAN COMO PENSABA EL TIRANO, Y CLARO COMO EN ESE ENTONCES ESTABA LLENO DE TIRANOS EN SUDAMÉRICA....MIRA QUÉ FIESTA DE MUERTES IBAN A ARMAR.....Y PARA FINALIZAR PIENSO QUE PINOCHET FUE UN PÉSIMO MILITAR, NO FUE NISIQUIERA UN BUEN ESTRATEGA Y EL EJÉRCITO PASÓ A SER MÁS BIEN "SU CLUB DE TOBI", LE FALTÓ PONER SU ROSTRO EN EL ESCUDO PATRIO..

Clase.media.chilena dijo...

Respecto a sus comentarios, creo que no está debidamente interiorizado en cuanto al desarrollo histórico de los hechos, lo que me lleva a deducir que es una persona relativamente joven.

Al respecto, los hechos históricos nos dicen que el senador demócrata Edward Kennedy presentó a comienzos del año 1974, ante el Congreso, la famosa "Enmienda Kennedy", por la cual se prohibía la venta de armamento de origen norteamericano a Chile, enmienda que entró en práctica a partir del año 1976.

De lo anterior, se puede concluir que la decisión del senador Kennedy fue influenciada por hechos absolutamente distintos al asesinato de Orlando Letelier, que es el hecho que asumo que Ud. alude al mencionar el atentado con bomba.

En resumen, la enmienda fue un castigo al estado de Chile por lo sucedido el 11 de Septiembre de 1973 y no por el atentado a Orlando Letelier, sucedido el 21 de Septiembre de 1976.

Como entiendo que es alguien joven, quiero decirle que las crisis vividas tanto con Perú como con Argentina, fueron algo más que el simple deseo de los gobernantes de facto que tenían los países en ese momento, que a la sazón eran Augusto Pinochet en Chile, Francisco Bermúdez Cerruti en Perú y Rafael Videla en Argentina.

Simplificar las diferencias entre los 2 países con Chile, como Ud. lo plantea, es a mi juicio no entender mucho la historia reciente y menos como se producen los escalamientos en las crisis entre distintas naciones.

Los datos que entrego en este post corresponden a antecedentes absolutamente fidedignos y documentados, los que en su mayoría son de acceso abierto, bastando sólo revisar los artículos que circulan al respecto en la Internet o bien leyendo los buenos libros que existen sobre esos hechos.

A continuación le adjunto un link a un artículo de un diario que de seguro es de su gusto, La Nación; cuando lo lea, se podrá percatar que los datos respecto a las diferencias en cuanto a armamento y las consecuencias que hubiese tenido, son compartidas por el matutino en cuestión:

http://www.lanacion.cl/prontus_noticias/site/artic/20061216/pags/20061216170508.html

También es de justicia mencionar que, lo acepten o no, Pinochet nunca estuvo por la idea de entrar a una conflagración bélica, tanto con Perú como con Argentina. Conozco a un ex oficial de Carabineros, que estuvo presente en la cita que tuvo Pinochet con Videla en el aeropuerto El Tepual de Puerto Montt, a mediados del año 1978; en esa cita Pinochet le volvió a reiterar la intención de Chile por respetar los tratados limítrofes vigentes y de lo contrario aplicar el Tratado de Solución de controversias, algo que Videla no estaba en plan de aceptar.

La cita en el Tepual finalizó con un comentario emitido por Pinochet, que la prensa no recogió pero sí los testigos presenciales; la frase en términos generales decía que Chile no deseaba un conflicto, pero si un Argentino cruzaba la frontera en son de Guerra, volvería a su país en ataúd.

Como puede ver, la historia “oficial”, que se conoce en la actualidad, dista mucho de lo que realmente sucedió; respecto a su calidad de estratega, no estoy en condiciones de poder afirmar o negar lo que Ud. expresa, ya que no cuento con los elementos de juicio como para decir que fue un mal planificador; en todo caso, tan mal no lo hizo, ya que no se produjo el conflicto y el resultado del arbitraje Papal sólo nos restó una porción de mar y no de territorio, como ha sucedido en reiteradas oportunidades durante los Gobiernos de la Concertación.

Expuestos mis argumentos, reitero que el Sr. Kennedy, tuvo en sus manos, la vida de miles de Chilenos, y se prestó gratuitamente para asestar un golpe político que tenía serias y profundas ramificaciones al ámbito de la seguridad nacional.

Si Ud. acepta la historia “oficial”, que dice que el Gobierno Norteamericano estuvo detrás del pronunciamiento militar, con todo el resultado de muertes y sufrimientos, entonces le debería parecer totalmente cuestionable el hecho que otro poder Norteamericano, en esta caso el legislativo, estuvo detrás de otra iniciativa que habría tenido serias consecuencias para muchos Chilenos; en conclusión, la crítica al “Imperio” norteamericano debe ser imparcial, ya que condicionarla con lo argumentos que utiliza, le resta validez y moralidad a su posición y a todos lo que piensan en forma semejante a Ud.

Atte.

Clase Media Chilena