jueves, 23 de julio de 2009

¿PRESIDENTA DEL DEPORTE?

Esa es la nueva autocalificación que ha hecho la presidenta de Chile, Michelle Bachelet; me permitirán preguntar ¿A que deporte se refiere?. Si se trata del Fútbol, creo que el hecho de despilfarrar millones y millones de dólares en mejorar recintos de ese deporte a nivel nacional, está muy lejos de servir como argumento para esa tremenda autorreferencia.

Para auto designarse como presidenta del deporte, en este caso del Fútbol, se debieran hacer cosas más de fondo que simplemente financiar las mejoras a estadios ya envejecidos. Hasta donde se sabe, los futbolistas Chilenos siguen siendo en su mayoría bastante mediocres, incluso a nivel Sudamericano; rara vez ganamos una competencia internacional y muchos de ellos, incluso los más jóvenes, son seducidos por la bohemia y los flash de las cámaras fotográficas, para las cuales posan acompañados de la golfa de moda. Al menos para mí, eso no califica ni siquiera para denominarse presidenta del Fútbol.

La verdad es que nuevamente los asesores de imagen de Bachelet han obtenido un nuevo logro, a base de la ingenuidad y chapucería de todos nosotros.

Siendo joven, practiqué por años un deporte de manera amateur, del cual siempre se conocía acerca de logros obtenidos por Chilenos en el extranjero, y me refiero a primeros, segundos y terceros lugares, es decir, triunfos reales y no morales. Así como en ese deporte, son muchos los casos que se repiten de personas que han representado a Chile en exigentes competencias y han regresado con copas y medallas; ¿Qué tienen en común los casos que menciono?, respuesta, en la mayoría de ellos el Estado y los Gobiernos no entregaron ayuda o si lo hicieron, alcanzó para financiar en parte los viajes y estadías.

Para quien conoce o alguna vez ha practicado algún deporte, sabe de sobra que más caro que el viaje, resulta la preparación previa. En ella se debe considerar los entrenadores, alimentación, recintos, equipamientos, etc, etc. Bueno, hasta donde se sabe, los gobiernos de la Concertación y en lo particular el de Bachelet, no se han caracterizado por preocuparse en detalle de este importante aspecto, es más, la Concertación ha puesto más su preocupación en robar los fondos que en invertirlos en los muchos deportistas talentosos que tiene Chile; de todo esto es un símbolo lo ocurrido en CHILEDEPORTES, o como más se le conoce, CHILERECORTES, para los que ya se hayan olvidado.

¿Hasta cuando se van a seguir riendo de los Chilenos?. ¿Hasta cuando los Chilenos seguiremos siendo tan ingenuos?. ¡¡¡Basta ya de estar preocupados de la imagen, de la forma y no del fondo!!!. ¡¡¡Quiera Dios que ésta Concertación corrupta y mentirosa se termine de una vez por todas y a través de ello se pueda avanzar hacia un nuevo orden político, que permita mandar a los cuarteles de invierno a toda esta tropa de patanes y pusilánimes!!!.