miércoles, 18 de marzo de 2009

ABORTO TERAPÉUTICO Y LEBENSBORN

Como ya ha sido muy común en los últimos años, ciertos temas valóricos son sacados al tapete público, motivado mayoritariamente por las cúpulas políticas que quieren garantizar la obtención del próximo gobierno.

En este ámbito hemos sido testigos como el tema del aborto terapéutico esta siendo usado como munición de artillería entre las dos coaliciones que buscan acceder al poder a partir del 2010.

Como no soy especialista en medicina o algún área relacionada, sólo puedo opinar desde el punto de vista de un ciudadano común y corriente, que trata de no comulgar con ruedas de carreta y por lo mismo, intento entender que es lo que se quiere decir con tanta cháchara pública.

En este contexto, le he prestado mucha atención a algunas de las motivaciones esgrimidas por los defensores del aborto terapéutico; se han escuchado razones muy entendibles y que son difíciles de rebatir por quienes se opongan, sobre todo cuando las decisiones muchas veces son adoptadas en medio de alguna crisis médica a la que s even sometidas algunas mujeres que tienen embarazos con alto riesgo.

Sin embargo, también se han escuchado argumentos que realmente están rayando en el extremismo ideológico. Aquí es donde empiezo a asociar muchos de los motivos esgrimidos, con un plan diabólico y cruel llamado "Lebensborn", uno de los proyectos Nazis más secretos y aterrorizantes llevados adelante por Heinrich Himmler.

El proyecto Lebensborn, junto con las leyes de eugenesia (esterilización de retrasados mentales), pureza aria y eutanasia formaban parte del mismo proyecto. El objetivo era recuperar las raíces arias de la sociedad, mediante la eliminación de elementos "impuros" (gitanos y judíos incluidos) y la "favorización" de elementos "sanos".

Les guste o no a muchos fanáticos progresistas, varias de las razones que se esgrimen para aprobar en su totalidad al aborto terapéutico, están bastante cercanas a las mismas motivaciones que tenían sistemas totalitarios como el nazi, aunque quieran adornarlo con términos como libertad de elección, modernidad, en muchos países esta aprobado, etc etc.