miércoles, 15 de agosto de 2007

CÓDIGO DA VINCI

Durante los últimos días me ha tocado leer, escuchar y ver decenas de comentarios de la tan sonada película el Código de Vinci, film que quiere llevar a la pantalla con máxima fidelidad un libro malo; dentro de los muchos comentarios, me tocó oír a una periodista del Canal nacional, de apellido Farfán, quien con soltura de cuerpo expresaba lo apegada que era la película al libro, pero finalmente aclara que sólo ha leído algunos capítulos, ¡Plop!. ; El apego a la rigurosidad que debiera mostrar un periodista queda claramente en duda, ya que fácilmente podríamos suponer que si profesionales como la señorita Farfán comentan algo sin siquiera leer un libro que estuvo tan de moda, que queda entonces cuando comentan obras de mayor jerarquía, para las cuales se exige una cultura un poco más amplia.