miércoles, 15 de agosto de 2007

EDIFICIO CONGRESO

Con vergüenza pude leer la noticia en la que se detalla la cantidad de trabajos e inversiones que se han realizado en el edificio de ex – congreso, para que nuestros ilustres parlamentarios puedan hacer todo desde la Capital. Absurdo, al menos, cuando se sabe que estas instalaciones no son capaces de albergar a todos los congresistas y sus equipos de apoyo, lo que traería como consecuencia tener que arrendar oficinas, gustito que una vez más deberemos pagar todos los Chilenos. Por otra parte dan un pésimo ejemplo a los miles de funcionarios públicos que deben vivir en los lugares donde trabajan. No hay excusa que justifique que viajen al Congreso a Valparaíso, las pocas veces que lo hacen, ya que los Chilenos les pagamos bastante para que desembolsen unos pesos y arrienden algo en la Quinta Región. Lo que más me molesta de todo esto, es que los ciudadanos no hemos sido capaces de presionar a los Congresistas para que de una vez por todas se dediquen a solucionar los problemas reales y se preocupen menos de profitar del pueblo para sus gustos y placeres personales.