miércoles, 15 de agosto de 2007

DEPORTISTAS

En las noticias de los últimos días aparece un joven futbolista que reclama por su derecho a parrandear y se queja de que los medios cuestionen esto. Lamentablemente es la historia muchas veces repetida de talentos deportivos que se desperdician en el alcohol, las fiestas y la farándula y muchos de ellos ni siquiera llegan a brillar en su especialidad y se quedan sólo en promesas que nunca maduran. Lo más decepcionante de todo es que las justificaciones llegan a ser infantiles y se afirman en triunfos locales, todo esto mientras Chile sólo logra brillar a través de un par de jóvenes tenistas y nada más.