miércoles, 15 de agosto de 2007

ILEGALIDAD

Se va acrecentando en los Chilenos una sensación de descontrol e ilegalidad en muchas cosas. Los delitos contra las personas han ido aumentado en su violencia y agresividad, basta recordar un asalto reciente en que los delincuentes amenazaron a un lactante con un arma de fuego, algo no visto en nuestro país. En los últimos días nos hemos enterado de un robo de cable eléctrico, en donde se dinamitó un a torre y que afectó a varias decenas de miles de habitantes de las ciudades de Copiapó y Caldera; no sólo en los grandes delitos se sigue observando ilegalidad, también en cosas más domésticas, basta ver los avisos publicitarios que persisten en indicar los precios de los productos colocando en letras casi ilegibles la frase + IVA. Lo más preocupante de todo lo anterior es que al parecer a nadie le importan estas cosas, y sólo se toman medidas cuando se producen desgracias o hechos de trascendencia pública.