miércoles, 15 de agosto de 2007

ONCE

Los graves desmanes ocurridos en la capital y en algunas ciudades de provincia han dejado una sensación de preocupación en las autoridades y un sentimiento de inseguridad en la ciudadanía. Las primeras declaraciones de las autoridades y congresistas de la concertación han sido duras y todos exigen y prometen mano dura. Pese a lo anterior me declaro incrédulo respecto a los discursos y promesas de estos días; la historia ya es conocida, en los primeros instantes las autoridades conmovidas por la violencia prometen orden y control, pero al pasar los días el progresismo brutal que nos gobierna comenzará a justificar la violencia y los desordenes y seremos testigos una vez más, tal y como ha sucedido en los últimos dieciséis años, que todo seguirá igual, se mantendrá la impunidad, las Policías continuarán atadas de manos y los ciudadanos libres seguiremos presos en nuestros propios hogares. La Concertación una vez más nos hará bailar al ritmo de la canción de los ilusos.

No hay comentarios: